Del 8 al 14 de octubre de 2009    

PUENTE DE VALLECAS

En un libro sobre el alcalde de Vallecas de 1931 a 1939

Última actualización 08/10/2009@06:50:54 GMT+1

Cinco años ha durado la investigación de Cástor Bóveda, gerente de Vallecas Todo Cultura, sobre Amós Acero, el alcalde de Vallecas durante la Segunda República. Consultas con la familia, recopilación de los expedientes de los juicios del edil, viajes al pueblo natal de Amós Acero, en Toledo, investigación entre los vallecanos que le conocieron... que han dado como resultado un libro que pretende “recuperar la figura” de un político “coherente”.

 

 

 

 

 

 

Cástor Bóveda decidió investigar sobre Amós Acero a partir de unas jornadas sobre historia. El objetivo es recuperar la figura del alcalde de Vallecas durante la Segunda República. (Foto: Miguel G. Rodríguez)

 

Durante cinco años, Cástor Bóveda, gerente de Vallecas Todo Cultura, se ha dedicado a recopilar información sobre Amós Acero, alcalde de Vallecas entre 1931 y 1939, procesado y fusilado en 1941 por pertenecer a la Casa del Pueblo de Vallecas y por ser defensor de la resistencia. Fruto de este trabajo de ratón de biblioteca, Cástor publicó en mayo un libro para “recuperar su figura”.

Pregunta. ¿De dónde nació la idea de escribir sobre Amós Acero?
Respuesta. Hace seis o siete años hicimos unas jornadas de historia y salió su nombre en una conversación con vecinos. Sentí curiosidad por cómo una persona que había sido alcalde no era popular sobre todo entre las nuevas generaciones. A medida que fui investigando cosas me encontré con que era un personaje en el sentido más hermoso de la palabra, una persona coherente que llega a Madrid con la vocación de ser maestro en una zona humilde.

P. ¿Cómo ha sido el trabajo de documentación?
R. Ha sido costoso en tiempo y cuando te emocionas con algo corres el riesgo de perder objetividad. Me podrán discutir muchas cosas, pero que no está documentado, no. Le habría quitado seriedad al tema. Y no es una novela histórica, es una investigación histórica.

Foto: Miguel G. Rodríguez



P. ¿Cómo está funcionando el libro?
R. Funciona bien de ventas, sabiendo que es un libro histórico. Por una parte en Vallecas hay gente que lo conoció porque fueron alumnos suyos y, por otro lado, a la gente vinculada a la investigación, les resulta llamativo porque hay información que ni siquiera la familia sabía.

P. ¿Qué cuenta el libro que no sea ya conocido?
R. Plantea lo que era España desde 1900 hasta 1940, cómo eran las cosas en Vallecas entonces y, por otro lado, la parte personal. Está todo muy documentado porque lo que hicieron con él lo hicieron con muchos otros condenados. Someterle a dos juicios sin saber para qué juicio declaraba cada vez. Es un ejemplo de la indefensión que tuvo.

P. ¿Cuál es el valor que más destacas en Amós Acero?
R. Su coherencia. Y más ahora con todo el mundo preocupado por valores fundamentalmente económicos. Él tuvo que elegir entre su sueldo de diputado, que eran 1.000 pesetas o su sueldo de alcalde que eran 500 pesetas y eligió el de alcalde.

P. ¿Qué tal la relación con la familia de Amós Acero?
R. He trabajado con su hija pequeña, Aurora, que es la única que queda viva y vive en Estocolmo. Según hablábamos se iba entablando una amistad porque los objetivos de mi investigación coincidían con los de ella, que era recuperar la figura de su padre.

Leticia León