Quemar las naves

 

Index Quemar las Naves  >  Prólogo > Poemario > Ilustraciones  

El hombre primitivo

Fuimos voces anfibias
de mares que rodean
silencios y palabras.
         Esto nos robaron.
Fuimos árboles recios
que surgieron de un golpe
emergiendo del seno
de tierra como un puño
            Esto nos robaron.
Fuimos espacio vertical
y acero cristalino
e inventamos los dioses
y a pájaros furtivos.
               Esto nos robaron.
Descubrimos la vida
creando a dentelladas
que es la única forma
de avanzar descubriendo.
                   Esto nos robaron.
Fuimos magia y misterio
vivir con alegría
y robamos la llama
para quemar la noche.
¿Por qué quienes nos niegan
la opción de ser felices,
el derecho a la risa,
nos entierran en tumbas,
nos atan cotidianos,
determinan inviernos
en forma permanente?

Anterior Siguiente
 

 

 

 

 

 

 

Email