Trópico de Fuego y Terciopelo

 

Index Trópico >  Prólogo > Poemario > Ilustraciones > Agradecimientos 

Tras la cristalera de la cafetería 

.    

La ciudad adolece de silencio y de nubes
en un abril que empieza a reptar por las calles.

Los ciudadanos huyen tras oleajes y arenas,
turistas semanales guiñan flashes y escupen
los jóvenes ostentan hormonas y sonrisas
para envidias de soles, para solaz de ajenos

transeúntes celosos de pasadas caricias.

Mientras los vagabundos hurgan en las cabinas
tras monedas perdidas y olvidados silencios.
Las lagartijas beben lágrimas sordas,
sin atender el latir de los sueños ajenos.


Anhelante remuevo el café y el deseo,
nervioso porque pronto llegará el autobús
que te traerá a mis brazos
sedientos como siempre, sedientos como nunca.

 

Anterior Siguiente
 

 

 

 

 

 

Email